Banner

onlineEl comercio electrónico en Argentina registró en 2018 una facturación de 229.760 millones de pesos, un crecimiento del 47 por ciento respecto del año anterior (156.300 millones de pesos; en 2016 las ventas fueron de 102.700 millones), y vendió 120 millones de productos (un 25 por ciento más que en 2017 –79 millones de órdenes de compra– en tanto en 2016 las órdenes de compra abían sido de 60 millones), de acuerdo con el informe anual presentado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

El reporte de la CACE –elaborado por octavo año consecutivo por Kantar TNS– fue presentado por el director institucional de la cámara, Gustavo Sambucetti, y tiene como objetivo analizar el comportamiento de empresas y consumidores en las compras online.

El ticket promedio de compra fue de 2900 pesos y los rubros que más impulsaron el crecimiento en unidades fueron alimentos y bebidas, artículos para el hogar e indumentaria deportiva y no deportiva.

Para la CACE, los rubros que más facturaron en eCommerce son Pasajes y turismo, $60.660 millones; Equipos de audio, imagen, consolas, TI y telefonía, $27.175 millones; Artículos para el hogar (muebles y decoración), $20.348 millones; Alimentos, bebidas y artículos de limpieza, $19.709 millones; y Electrodomésticos (línea blanca y marrón) $13.492 millones.

Las categorías que más crecieron fueron Infantiles 82%; Cosmética y perfumería 72%; Materiales de construcción 68%; Alimentos. bebidas y artículos de limpieza 63% y Deportes 52%.

En el análisis de los medios de pago, el informe indicó que si bien las tarjetas de crédito siguen siendo el principal medio de pago elegido por los usuarios con el 78% (vs. 92% en 2017), se diversifican los medios de pago, ganando terreno el uso de tarjeta de débito y completando el mix billetera electrónica y pagos en efectivo.

Otro comportamiento en desarrollo es que el uso de los dispositivos móviles para realizar búsquedas anteriores a la compra creció sostenidamente. El 27 por ciento busca exclusivamente a través de mobile, donde el smartphone es el dispositivo más usado; mientras que las apps continúan ganando terreno y 7 de cada 10 usuarios tienen al menos una aplicación de eCommerce instalada en su dispositivo y un 17 por ciento compró a través de ellas.

La modalidad mobile crece tanto para realizar búsquedas como para finalizar el proceso, ya que el 35 por ciento de los usuarios realizaron la compra a través de dispositivos móviles, con un crecimiento de 8 puntos respecto de 2017.

En cuanto a la logística para la entrega de las compras, se resaltó que más de la mitad de los productos se retira en punto de venta y 4 de cada 10 se envían a domicilio, en tanto que creció el retiro en punto de venta con el 54 por ciento (4 puntos más que el año anterior), seguido por la entrega a domicilio con el 39 por ciento y retiro en sucursal del operador logístico 4 por ciento. Mientras que las nuevas opciones de retiro en redes de pick-up (kioscos, puestos de diarios, cafés, etc.) representan el 1 por ciento y el envío por sistema exprés (en bus o en avión) terminal a terminal, también conservan el 1 por ciento.