Banner

consumidorlatino1La caída del poder adquisitivo y la consecuente retracción en el consumo motivaron al Gobierno a concebir el programa Precios Esenciales, al tiempo de asegurar la continuidad de Precios Cuidados, puesto en marcha en el mandato de la presidenta Cristina Kirchner.

Y la performance de Precios Esenciales durante el pasado julio, según el estudio de campo realizado por Nielsen Scantrack, da cuenta de lo acertado de la iniciativa, ratificada por su peso en las ventas.

Un análisis del desempeño general del programa muestra un crecimiento del 22% en el peso de la facturación con respecto a junio. Otro dato significativo es que los productos incluidos en el programa representan el 8,5% en la facturación del total de las categorías en las que están incluidos. Previo a la puesta en marcha de la iniciativa ese valor ascendía al 2,6%.

En cuanto al desagregado por categoría de productos, cabe resaltar que el 49% de las ventas de Precios Esenciales está constituido por leches, azúcar, pastas secas, tomatados y yerba.

El relevamiento de Nielsen también puso su foco en el comportamiento de los precios. En ese renglón, el 77% de los productos se encuentran por debajo del promedio de precio de la categoría a la que pertenecen.

Por otro lado, el 53% de los productos abaratan su índice de precio respecto de la categoría en comparación con junio. Este valor es menor al medido en junio ya que el resto de los productos que está fuera del programa se vieron obligados a realizar activaciones para mantener su competitividad.

¿Cómo reaccionó el canal tradicional ante el programa Precios Esenciales? El informe de Nielsen lo deja claro en sus conclusiones: "Un 10% de los puntos de venta del canal tradicional manifiesta haber tomado medidas para competir con la iniciativa" Y destaca: "Más del 80% de los encuestados dice que sus ventas no fueron impactadas negativamente por el plan".

Precios-Esenciales Julio-2019-1