Banner

Alphabet, la empresa matriz de Google, lanzó en Australia el primer servicio de entrega a través de drones. El programa, denominado Wing, ha estado a prueba durante 18 meses, y ahora ha obtenido la aprobación de la autoridad de aviación de Australia, que dictaminó que no representaba ningún riesgo para los residentes u otros aviones.

El servicio de drones ahora está listo para comenzar a entregar comida para llevar, café y medicinas a alrededor de 100 hogares en Canberra, la capital de Australia, bajándolos en el jardín de los clientes.

Wing se asociará con empresas locales y entregará artículos a los pocos minutos de haber sido ordenados, llegando en 2030 a entregar una de cada cuatro comidas para llevar.

Debido a restricciones vigentes en Australia, los drones solo podrán volar entre las 7 a.m. y las 8 p.m. de lunes a sábado, y de 8 a.m. a 8 p.m. los domingos, y no pueden volar sobre multitudes o carreteras principales.