Banner

Si está buscando progresar en su carrera, pensar en la forma en que se comunica es un buen punto para comenzar. Después de todo, es una habilidad que siempre es demandada y contribuye en gran medida a moldear las percepciones de los demás sobre uno.

Hay un puñado de palabras y frases irritantes y de uso muy común que pueden socavar esa tarea en la que se embarcó.

"Las palabras son cosas poderosas, y algunas palabras y frases realmente pueden tener un tipo negativo de energía", dice el entrenador de comunicación Alan Samuel Cohen, autor de The Connection Challenge: Cómo los ejecutivos crean poder y posibilidad en la era de la distracción. En el mejor de los casos, esas frases distraen. En el peor de los casos, pueden desencadenar una fuerte reacción negativa en su contraparte, ya sea para la conversación o para usted.

Si bien es imposible vigilar cada palabra que se dice, y las personas van a escuchar lo que van a escuchar, dice Cohen, hay mejores opciones para considerar.

"Pero"

Cada vez que se usa la palabra "pero" como una conjunción, la primera parte de una oración califica inmediatamente la segunda parte. Diciendo "Te amo, pero..." o "Esa es una gran idea, pero..." cuestiona la primera frase, dice la entrenadora de liderazgo y carrera Jennifer McKay, fundadora de Mckay Coaching and Consulting . "En la segunda mitad de la oración ya hemos pasado a algo contrario", dice.

Dígalo mejor: Simplemente hay que detenerse después de la declaración. Si se debe agregar una conjunción y una segunda frase, usar "y". Por ejemplo: "Esa es una gran idea, y podemos verla más de cerca".

"Esto podría ser estúpido"

Cuando se usa un lenguaje autocrítico antes de exponer ideas, inmediatamente se diluye la confianza de los demás en uno y se les da permiso para despedirlo, dice Ellie Eckhoff, vicepresidenta sénior de ClearRock, director de desarrollo de liderazgo y coaching.

"Algunas personas pueden comenzar con: 'Esto podría no ser una buena idea, tal vez ya lo hayamos hecho, esto podría no funcionar –dice--. De este modo se comienza una conversación minimizando lo que se va a decir".

Dígalo mejor: Simplemente hay que expresar una idea sin calificarla. Así las contribuciones serán más valoradas.

"Respetuosamente"

Si hay que calificar una declaración diciendo con "respeto" o "con el debido respeto", lo que sigue probablemente no sea respetuoso y, a menudo, no será productivo, dice Toni Harrison, CEO y fundador de Etched Communication. E incluso si lo que uno va a decir es respetuoso, se ha introducido el concepto de que no lo es. Cohen está de acuerdo y dice que lo mismo ocurre con la palabra "honestamente".

Dígalo mejor: Si se reacciona por estar enojado es mejor tomarse un tiempo para ordenar los pensamientos y responder adecuadamente. Se puede argumentar el punto de vista sin una entrada falsa. De lo contrario, lo mejor es eliminar la referencia al "respeto" por completo y solo decir lo que se tiene para decir.

"Estoy muy ocupado"

Cuando se responde a un "¿Cómo estás?" con un "Estoy tan ocupado", se puede hacer que las personas se muestren reacias a continuar la conversación, porque pueden pensar que están tomando tiempo del que uno no dispone, dice McKay. O los demás pueden sentir que uno se posiciona como más importante que ellos. "'Ocupado' se ha convertido en una forma de vida para muchas personas, y algunos de mis clientes han expresado su frustración cuando sus colegas continúan con las demandas de su tiempo", sostiene McKay.

Digalo mejor: Si se tiene poco tiempo hay que decirlo. Por ejemplo, "Me encantaría chatear, pero tengo una reunión en cinco minutos. ¿Podríamos ponernos al día a las 2 pm?". Si está abrumado, puede confiar en un amigo o colega de confianza para que lo ayude a encontrar soluciones. Pero rara vez es una buena idea responder con un "Estoy ocupado" en general, ya que hay poco que nadie pueda hacer al respecto, excepto usted mismo.

"Tratar"

Cuando las personas trabajan juntas para completar proyectos o tareas es esencial saber quién está trabajando en qué, dice McKay. "Cuando alguien dice que tratará de completar algo, deja al solicitante con dudas sobre el nivel de compromiso de la persona con la tarea y si la necesidad quedará satisfecha", dice McKay.

En otros casos, si se le pide a alguien que "intente", puede parecer que uno está cuestionando sus capacidades. Por ejemplo, "Intentar entender" suena como si el hablante no creyera que el receptor es capaz de entender.

Dígalo mejor: Si no se está convencido de que se puede completar una tarea hay que brindar detalles sobre los desafíos o inquietudes. Eso puede ayudar a obtener la claridad, la asistencia o los recursos que se necesita. Cuando se dirija a otra persona y le pida que lo intente, haga una pregunta. Por ejemplo,"¿Tiene preguntas?" ess mejor que "Intentar comprender"

*Gwen Moran escribe sobre negocios, dinero y otros temas para publicaciones y sitios web.Fue nombrada Campeona Top 100 de los Premios de Influenciadores de Pequeñas Empresas en 2015, 2014 y 2012 y es coautora de The Complete Idiot's Guide to Business Plans (Alpha, 2010) y varios otros libros.

Por Gwen Mora *