Banner

confianzajulioLas ventas minoristas de las pequeñas y medianas empresas aumentaron 18,2 por ciento en junio comparado con mayo, pero cayeron más de 12 puntos respecto del mismo periodo del año pasado, según un informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) a partir de un relevamiento en negocios ubicados en calles y avenidas comerciales de diferentes ciudades del país.

De acuerdo con la entidad empresarial, la actividad en los locales se vio beneficiada en junio por el ofrecimiento de cuotas para la compra de productos, el pago del aguinaldo y el Día del Padre. "Ahora 12, que en muchos comercios comenzó a aplicarse sin interés, demostró en poco tiempo que es una herramienta indispensable, consideró el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán. En este sentido, el ejecutivo señaló que estas condiciones favorables estuvieron acompañadas "de una mayor liquidez en el mercado, se perciben signos positivos que generan expectativas de cómo se podrá reactivar el sector". De hecho, el 41,5 por ciento de los comercios consultados espera que se recuperen las ventas en los próximos tres meses, mientras que sólo el 13,6 por ciento espera que sigan cayendo.

La CAME informó que en Alimentos y Bebidas, las ventas en cantidades bajaron 8,1 por ciento anual y acumulan un descenso de 6,8 por ciento en los primeros seis meses del año, al tiempo que añadió que "las marcas de inferior calidad fueron muy buscadas en los almacenes, y en los locales de comidas se vendieron menos productos para lunch y más para llevar. La venta online tuvo un leve aumento de 1,4 por ciento, en parte porque más gente utiliza esa modalidad de compra.

En Indumentaria, las ventas disminuyeron 10,3 por ciento frente al mismo mes del año pasado, con una suba de 4,1 por ciento en el segmento online. El frío reactivó la venta de ropa de abrigo, como camperas, bufandas, pulóveres, y la CAME precisó que "mucho de lo que sale es a precios de liquidación o con promociones, lo que incide en la rentabilidad del empresario".

En Electrodomésticos, artículos electrónicos, de computación y celulares, las ventas en cantidades bajaron 15,3 por ciento frente al mismo mes del año pasado. Hay mucho consumo retrasado en ese sector, que se espera comience a revitalizarse con el programa Ahora 12, especialmente en productos de línea blanca.

Díaz Beltrán precisó que, "en general, incluyendo a las grandes tiendas y cadenas", la utilización de Ahora 12 aumentó "de 7 mil millones a 30 mil millones de pesos (en compras) desde el 26 de junio" hasta la actualidad. Pese a estos datos positivos, el factor negativo fue que las ventas de los locales físicos bajaron 13,7 por ciento el mes pasado en comparación con el mismo periodo del 2018, aunque en la modalidad online crecieron 0,4 por ciento.