Banner

La facturación de la industria farmacéutica argentina llegó a los 42.739,8 millones de pesos en el primer trimestre del año, lo que representó un incremento interanual del 66,4 por ciento, informó el Indec el jueves 13 de junio. Esta variación surge por los aumentos de 67,4 por ciento en la facturación de producción nacional y de 63,9 por ciento en la reventa local de importados. En el crecimiento de la facturación impactan los aumentos de precios del último año, que para el Indec llega al 78,1 por ciento en los últimos doce meses según la medición de abril último.

Las ventas de medicamentos de producción nacional representaron 70,7 por ciento, mientras que la reventa local de importados significó 29,3 por ciento sobre el total de la comercialización. La facturación al mercado interno, que incluye la facturación de producción nacional más la reventa de importados, alcanzó 89,4 por ciento de la facturación total.

En la facturación de producción nacional se observa que 85,0 por ciento corresponde a ventas al mercado interno, mientras que 15 por ciento corresponde a ventas al mercado externo.

En el primer trimestre los medicamentos de mayor facturación fueron los antineoplásicos e inmunomoduladores, con 7.443,8 millones de pesos y representaron 17,4 por ciento del total facturado. Le siguieron los medicamentos para el digestivo con 6.139,2 millones de pesos y 14,4 por ciento de participación en la facturación, los destinados al sistema nervioso, con 5.018,9 millones de pesos y 11,7 por ciento, y los del aparato cardiovascular, con 4.814,0 millones de pesos y 11,3 por ciento de las ventas totales. Estos cuatro grupos de medicamentos concentraron en este período 54,8 por ciento de la facturación de la industria.

En la facturación de producción nacional al mercado interno, los grupos que presentaron las facturaciones más significativas fueron los que actúan sobre el aparato cardiovascular, sistema nervioso y los del aparato digestivo y metabolismo.

Del total de exportaciones, los grupos anatómicos que presentaron las facturaciones más significativas fueron los medicamentos del aparato genitourinario y hormonas sexuales, sistema nervioso y el aparato digestivo y metabolismo.