Banner

beneficiosodaPara que el organismo humano se mantenga saludable y equilibrado, lo más recomendable siempre es tenerlo hidratado, sin importar la época del año. La deshidratación provoca, justamente, la sequedad de la piel, además de dolores de cabeza, fatiga y sed, por lo que beber lo indicado puede generar una mejora sustancial en el funcionamiento del organismo ante los cambios de temperatura.

En este contexto, la soda es una opción ideal porque funciona como una alternativa al agua y no tiene calorías, como si tienen las bebidas con azúcar (la mayoría de las gaseosas o jugos, por ejemplo). Como permite dar la sensación de saciedad, al consumirla con alimentos contribuye a que la comida permanezca en la primera parte del estómago por más tiempo; además, ayuda a la digestión porque el dióxido de carbono neutraliza la secreción gástrica, favoreciendo la deglución.

Por último, es ideal para aquellas personas propensas a la constipación y, como si fuera poco, favorece la calcificación, baja el colesterol malo y sube el bueno.

"En lo que respecta al invierno y a los días fríos, lo más importante es que las personas mantengan una alimentación saludable, que fortalezca al máximo el sistema inmunológico e incorpore diariamente alimentos de todos los grupos: verduras y frutas, cereales y legumbres, productos lácteos, carnes y huevos, aceites y dulces; y siempre en medidas justas", explicó Rocío Emme, nutricionista de SodaStream (M.N 9351), la compañía de agua con gas líder en todo el mundo.

La mejor forma de aprovechar las cualidades nutritivas de las frutas y verduras es consumiéndolas en crudo. Se las pueden ingerir cocidas, ya sea al horno o al vapor, aplicando cocciones rápidas en poca cantidad de agua, siempre teniendo precaución para evitar la pérdida de nutrientes. Y en este marco aprovechar la hidratación a través de la soda, entre otras bebidas como agua, té, infusiones de hierbas y mate (amargos o con edulcorante), por mencionar algunas.

Para potenciar los beneficios de la soda, la preparación de esta en casa es esencial, ya que se evita el uso de envases descartables, disminuyendo la producción de residuos plásticos, lo cual es importante en el cuidado del medio ambiente; y porque no hay nada más sano que la preparación de una bebida casera, a la cual se la puede combinar con jugos de frutas saludables y aportar más nutrientes al organismo.

En invierno, por lo general se suele buscar alternativas para beber y comer y así combatir el frío, al tiempo que se disfruta de algo rico. Y la soda, bien puede ser alguna de esas opciones, porque aporta balance al organismo, se puede combinar para hacerla más sabrosa, contribuye al cuidado del medio ambiente y, por sobre todas las cosas, evita el consumo de alternativas poco saludables y costosas.