Banner

carneargentaLa producción frigorífica de carne vacuna mantuvo en mayo el nivel de actividad de los meses previos, mientras que el consumo per cápita marcó una merma del 12,1 por ciento interanual y las exportaciones crecieron 63 por ciento en abril pasado, según datos de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra).

El informe de la entidad indicó también que el precio promedio de la hacienda comercializada a través del Mercado de Liniers descendió por tercer mes consecutivo. A las bajas de 3 y 3,2 por ciento mensual de marzo y abril se sumó una caída de 0,5 por ciento en mayo. A su vez, el valor promedio de la hacienda en dólares disminuyó 4,5 por ciento mensual durante mayo, para quedar en 1,1 dólar por kilo vivo.

"En los comercios minoristas del Gran Buenos Aires (GBA) el precio promedio de los principales cortes vacunos registró una baja de 0,6 por ciento mensual, interrumpiendo un proceso de 21 meses consecutivos de aumentos", indicó la Ciccra. El informe precisó que el total faenado durante mayo ascendió a 1,17 millón de cabezas de ganado vacuno, de las cuales más del 52,3 por ciento correspondió a hembras, lo que resulta "consistente con la preocupante creciente concentración de las exportaciones (China) y con el elevadísimo (y sostenido) costo del dinero que impacta negativamente sobre el negocio del criador".

La producción de carne vacuna fue de 261.300 toneladas res con hueso (tn r/c/h) en el quinto mes del año, según las estimaciones provisorias de la entidad. "Suponiendo un volumen exportado de 57.000 tn r/c/h equivalentes (+3,1 por ciento mensual), al mercado interno se habrían enviado 204.300 tn r/c/h", se indicó.

El consumo per cápita de carne vacuna en mayo promedió 50,5 kilos por habitante por año, lo que significó una merma del 12,1 por ciento anual.

Respecto de las exportaciones, se consignó que en abril se verificó un incremento interanual del 63,1% por ciento y precisaron que "de 4 kilos exportados de carne vacuna, 3 kilos se enviaron a China", a donde se exportó "el doble que un año atrás". En ese sentido el informe de la entidad sostuvo que "el cierre de China a las importaciones desde Brasil seguramente no se traducirá en forma inmediata en un aumento de las exportaciones desde Argentina a ese destino", por lo que no impactarŕa "en los precios del mercado interno".

"Tampoco parece que aumenten de manera muy significativa las exportaciones de cerdo con destino a China, dado que sólo se habilitaron tres frigoríficos que están trabajando casi al ciento por ciento de su capacidad instalada", concluyó el informe.