Banner

SainsburysIsabel II, reina de Inglaterra y la monarca más longeva del mundo, visitó un supermercado Sainbury's para celebrar que la segunda cadena más importante del Reino Unido cumplió 150 años.

La reina paseó por una recreación del primer local de Sainbury's, instalado en Drury Lane, Londres, en 1869, en el que por aquel entonces solo se vendían mantequilla, huevos y leche. Para celebrar el acontecimiento, la cadena montó una réplica de aquella tienda, en la que también se replicaron los mostradores y pisos originales y en la que los empleados estuvieron vestidos a la usanza de mediados del siglo XIX. .

Durante su recorrida, Isabel II estuvo acompañada por lord John Sainsbury, bisnieto del fundador, John James Sainsbury. Si en los años cincuenta esta cadena fue de las primeras en introducir el autoservicio, los empleados esta vez le enseñaron a la reina cómo funcionan hoy las nuevas tecnologías, con cajas que permiten pesar y pagar los productos. La reina mostró curiosidad por esos aparatos. Cuando le contaron cómo ahora se puede comprar escaneando los códigos de barras a través de la cámara del celular y después pagar mediante el mismo dispositivo, ella sonrió y preguntó: "¿Pero no puedes hacer trampas? ¿No se puede engañar?".